30.10.07

barro


















del límite espeso del agua y tierra
de la juntura desarmada por demencial esperanza
vacilé manos de dedos al cielo alzados
conformé barro en mi persona reunida
con leve soplo de vida en las narices

emparentado por la piel íntima fui entonces
un desgarro más de la tierra nacido
en vínculo unánime buscamos ser el mismo barro
y todos fuimos calcinados por ese sueño implacable

grávidos de semillas en raíces desnudamos el reclame
y emparejados uno a uno como ante un surco
celebramos el desplazar sediento con un mismo lloro

9.10.07

http://www.flickr.com/photos/maryannemc/374526286/
















De pronto por la ventana entra
la brisa
y la cortina se mueve
mostrándome el cielo claro,
despejado,
invitándome a salir.
Pero la brisa se va
dejando la cortina quieta.
Vuelvo al trabajo.

7.10.07

Ezra Pound - Canto LXXXI


Los cantos de Ezra Pound son una obra magnífica llena de fuerza, ambición y musicalidad. Espero con ansiedad el cuarto volumen de esta obra que está siendo publicada en su totalidad en edición bilingüe por la Editorial Cátedra - Letras Universales, un trabajo magno de Javier Coy. Afortunadamente, el tercer volumen está disponible desde hace algún tiempo y contiene el conjunto de los "Cantos pisanos", que Pound escribió en una prisión al aire libre en condiciones infrahumanas, y que constituyen unos de los más grandes momentos de la poesía de todos los tiempos. Los Cantos de Pound están llenos de citas eruditas, fragmentos de historia, obsesiones económicas (relacionadas con la usura, que lleva al poeta a lanzar áridas invectivas) y heterogeneidades diversas y sorprendentes, aunque la unidad de los poemas, el flujo temático, la epicidad, y el conocimiento de las culturas mediterránea y china, aparte de la musicalidad extremada de sus versos, hacen del conjunto una obra única.

A continuación ofrezco un fragmento del Canto LXXXI, uno de los momentos más impresionantes e intensos de toda la poesía. La traducción es muy libre, conforme a mi lectura personal del texto y a mi interpretación, aunque está condicionada en parte por lo que recuerdo de la excelente versión de Javier Coy. Ofrezco primero el fragmento en inglés y a continuación la traducción.

What thou lovest well remains,
the rest is dross
What thou lov'st well shall not be reft from thee
What thou lov'st well is thy true heritage
Whose world, or mine or theirs
or is it of none?
First came the seen, then thus the palpable
Elysium, though it were in the halls of hell,
What thou lovest well is thy true heritage
What thou lov'st well shall not be reft from thee

The ant's a centaur in his dragon world.
Pull down thy vanity, it is not man
Made courage, or made order, or made grace,
Pull down thy vanity, I say pull down.
Learn of the green world what can be thy place
In scaled invention or true artistry,
Pull down thy vanity,
Paquin pull down!
The green casque has outdone your elegance.

"Master thyself, then others shall thee beare"
Pull down thy vanity
Thou art a beaten dog beneath the hail,
A swollen magpie in a fitful sun,
Half black half white
Nor knowst'ou wing from tail
Pull down thy vanity
How mean thy hates
Fostered in falsity,
Pull down thy vanity,
Rathe to destroy, niggard in charity,
Pull down thy vanity,
I say pull down.

*****

Lo que amas permanece,
el resto no es nada.
Lo que amas no te será arrebatado.
Lo que amas es tu herencia verdadera.

¿De quién este mundo, mío, de ellos,
o de nadie?
Primero vino lo visible, entonces lo palpable,
el Elíseo, da igual que fuera ante las puertas del Infierno.
Lo que amas es tu herencia verdadera.
Lo que amas no te será arrebatado.

La hormiga es un centauro en su mundo de dragón.
Humilla tu vanidad, no fue el hombre
quien hizo el valor, el orden o la gracia.
Humilla tu vanidad, humíllala te digo.
Descubre en la naturaleza tu lugar
en invención a escala o verdadero arte.
Humilla tu vanidad,
Paquin, ¡humíllala! El árbol sobrepasa tu elegancia.

Aduéñate de ti y otros también lo harán.
Humilla tu vanidad.
No eres más que un perro golpeado bajo el granizo,
sólo una urraca hinchada bajo el sol veleidoso,
medio negra, medio blanca,
y ni siquiera distingues el ala de la cola.
Humilla tu vanidad.
Mezquino es todo tu odio
nutrido por la falsedad.
Humilla tu vanidad,
ansioso en destruir, avaro en caridad.
Humilla tu vanidad,
te digo, humíllala.

*****

El Canto LXXXI puede leerse en inglés en su totalidad aquí.