31.10.05

los gatos









Cuando estaba solo el niño solía perderse en el parque. Allí acechaba gatos. Les daba carne para obtener su confianza. Una vez que los gatos estaban mansos los encerraba en bolsas a las que ataba dejando la cabeza de los gatos fuera. Entonces los tiraba al lago, y se reía mucho viendo cómo querían salvarse y morían.

su nombre en mi libreta


En las manos tengo mi libreta, las hojas abiertas , mi letra confundida en los reglones, enrevesada. La miro con atención: allí está el nombre de Ella. Del dibujo de la tinta en el papel Ella florece y su figura vuelve a tomar cuerpo dentro mío. Y no es Ella en una ocasión especial, es Ella como un borrador de sí misma, como una síntesis que lo resume todo, todos los momentos compartidos, todas las historias que Ella me había contado...

29.10.05

El que cuando ve llorar...


El que cuando ve llorar se enjuga las manos al ver que llueve se lima las uñas. A veces se le ocurre coleccionar figuras, pero nunca alcanza a coleccionar nada. Los días festivos acepta invitaciones y va donde le toque. Cuando quiere saber su futuro imagina que duerme y camina sobre los durmientes.

27.10.05

si me encuentro feliz...

Si me encuentro feliz estoy pensando en ella.
Es arisca. Si por curiosas mis manos escapan
y rozan su cuerpo para comprobar el calor
y la consistencia de lo que deseo se agita
y debo detenerme. Sus palabras son ásperas,
como de arena, y se arremolinan en mis oídos, como médanos.
Y como los médanos, que parecen cercanos y fijos,
sus palabras parecen estar ahí cercanas,
y ser lo que uno piensa. Mas se mueven
como los médanos, cuando no se las ve,
y en su arrastre van matando. Sin querer
dejan osamentas blanquísimas en el camino
que son polvo ya, y al tocarse se vuelven polvo.
Imagino que por eso escapa. Siendo pequeña y blanca,
sabiendo el poder de sus palabras, acaso temerá por ella misma.
También yo temo por mi mismo.
En sueños más de una vez fui calcinado,
mas cada vez que la despido siento un dolor dulce
que se borra si la veo y es así:
si me encuentro feliz estoy pensando en ella.

26.10.05

Robando post

El test de Pavese
En una de sus siempre lúcidas y significativas novelas, Césare Pavese dice "sólo quien te ama de verdad, puede soportar tus relatos de infancia". Creo que es así, si pienso un poco, sólo cuando amé a alguien necesité imaginarme y comprender cómo había sido ese niño: su cara, su voz, su espíritu en formación, o antes de la deformación, mejor dicho. Y si no era así, es porque no amaba.Sólo quiere saber de dónde venís, el que desea caminar con vos, porque los dos, entonces, empezarán a caminar juntos. ¿Será por eso que las parejas siempre se preguntan adónde ir? Me parece que "adónde ir" es la pregunta clave que se le puede hacer a la pareja, su cuestión intrínseca, su enigma.

24.10.05

Discordancia


La habitación es chica y está sonando música en la radio. Ellos están parados junto a la ventana desde donde entran los últimos destellos del atardecer. Están callados, no encuentran palabras comunes que justifiquen un diálogo. Poco a poco van olvidando una particular manera de ver el universo y se vuelven más ellos, más solos; pierden la fe compartida y las frágiles mitologías que se habían entretejido el uno con el otro. Descubren que hasta en los momentos más maravillosos, más mágicos compartidos, había errores. Descubren que nunca nada fue perfecto. No alcanzan a aceptar que ellos mismos pudieron haber contribuido a la ocurrencia del error, de la falacia: siempre fue el otro el que nos engañó, el que nos jodió el destino. Juntos en la habitación casi oscura evitan mirarse, les molesta la cercanía de sus cuerpos. La música continúa sonando, ajena, en la radio. Él conoce esa música y le gusta. Como quien quiere evitar el derrumbe de imperios ya abandonados por sus reyes dice algo como: “me gusta esa canción”, o “que linda canción”. Ella trata de festejar el intento ensayando una sonrisa pero ya es imposible, ha cruzado un río que es invadeable para él y se ha alejado definitivamente. Como despidiéndose de algo que ha querido mucho y ya no volverá a ver jamás, ella dice: “a mi no” mientras dando tímidos pasitos se separa aún más de él para convertirse en una bella y pequeña paloma que se eleva suave de la tierra y se lanza triste a volar por horizontes anochecidos hasta perderse, a lo lejos, do ha muerto el sol.

19.10.05

Bielsa volvio!!!


Gente como yo, que extraña el buen futbol, que extraña a Marcelo Bielsa dirigiendo futbol, no puede más que indignarse que un verdadero estratega del futbol profesional caiga en el juego ruin de este gobierno que es capaz de cualquier cosa con tal de ganar votos.

Dice la razón: "Les quiero pedir a los capitalinos que tengan memoria. Así como durante tantos años votaron incondicionalmente a De la Rúa, a Menem, a Erman González, a Olivera, ahora no voten a los descendientes de ellos. Que nos den la oportunidad para llevar adelante a Argentina y cambiarla". Con esta frase, Néstor Kirchner llamó a los porteños ayer a que voten a Rafael Bielsa, candidato a diputado en Capital. Anoche el canciller compartió su cierre de campaña con el Presidente en Argentinos y se mostró junto con su hermano Marcelo, ex DT de la Selección, que no aparecía desde que renunció, en setiembre de 2004.

Digo yo: Bielsa, volve, pero a dirigir futbol!

(y mostrar a Marcelo Bielsa en un acto politico ¿supone ganar votos? ¿no es que "la mayoria lo odia"? -excepto yo, claro , y la gente de "locos por bielsa")

y esto lo supe por la redó

18.10.05

estas manos cansadas y este polvo intención

Supone entonces que hay imperdonables/ no se
espera no/ que sea quien los cometa uno en
quien depositamos confianza/ así las cosas
siempre ocurren/ somos personas y erramos/ y
sin querer o queriendo un día te llega aquello lo
que no perdonás/ (vos sabés...)/ enloquecés y te
prometés que en verdad nunca nunca el perdón/ en vos se
pudren espacios que supusiste puros/ ves
caerse máscaras creídas como el
rostro verdadero/ ya conocés la historia y no tengo porque
entretenerme en vanas descripciones/ la
posta: espacios puros sinceridad no/ manchas hay todo
manchas/ no más/ y mejor olvidate de ese
proyecto que tuviste/ no lo hagás/ siempre alguien
siempre va a encontrar de qué quejarse/ la quinta pata al
gato la cuadratura al círculo/ siempre vas a joder a alguien/ queda pues
en la vida que la mejor opción/ la más tranquila/ es esta
que me ocupa/ sentarme en el justo medio del patio a ver caer la
tarde/ y recordar gente que ya me
olvidó/ o simple dedicarme a contar estrellas en
lo alto de la noche/ o descubrir nuevos significados a
esa palabra sinceridad de grave seño en la figura simbólica
de algún libro decimonónico/ o verme al
espejo...//

No/ verdaderamente no hay en mí excusas o palabras que consigan
perdón/ lo que es fue/ el aire que a mis pulmones
acabó de entrar ya fue exhalado/ y por más que me arrepienta
de deseos o acciones incomprendidas fueron/ nada queda
ahora más que estas manos cansadas y este polvo intención que
supo ser bueno/ es así/ y no me molesta si un día te dejás llegar a
casa para tomar unos mates//

15.10.05

Anotaciones 3

una vez que se ha cruzado la línea, que hemos demostrado que no somos dignos de confianza, por más que nos esforcemos y sea otorgado el perdón, por más que se intente olvidar el pasado, ese acto continuará ahí, firme, y no se podrá evitar.

12.10.05

cesare pavese - el oficio de vivir (fragmentos)

Toda mujer desea ávidamente un amigo al que confiarse y con quien llenar el vacío de las horas en que el tercero esta lejos; exige que ese amigo no le perturbe su amor; se irrita cuando le pide algo que se interfiere con su amor; pero si el amigo se encierra en si y mortifica sus miradas y sus palabras con el único fin de no sufrir con ese deseo, al punto la mujer -toda mujer- saca de nuevo miradas, uñas y palabras para saber que sufre y verlo sufrir. Y lo hace sin darse cuenta.

Y sobre todo, recuérdese que hacer poesías es como hacer el amor: nunca se sabrá si la propia alegría es compartida.

Es increíble que la mujer adorada venga a decirnos que sus días son vacíos y angustiados, pero qué no quiere saber nada de nosotros.

La compensación de haber sufrido tanto es que después morimos como perros.

Los grandes poetas son tan raros como los grandes amantes. No bastan las veleidades, las furias y los sueños; se necesita algo más: cojones duros. Que se llaman también mirada olímpica.

(acá está entero)

5.10.05

Detrás de mi una niña

En colectivo voy a verte. Voy sentado
y el ansia me roba el mundo:
nada veo más que el tiempo
cada vez más espeso.
Es la tarde. Desespero. Trato de pensar en otras cosas.
Detrás de mi una niña está contenta
a través de la ventanilla señala
el tacho de basura que hay en la plaza
"ahí es donde envenenan a los gatos " dice la niña
"los gatos van y toman de ese agua y se envenenan"
La niña habla de muerte y está contenta
"mirá el cielo" dice
"mirá ese árbol" dice
"ese árbol es una montaña" dice.
Al bajar del colectivo alzo la vista.
Una nube pequeña, sola, pequeña
y coqueta como la pelusa que se forma
debajo de las camas, se va deshaciendo.
En el término de un minuto ya no hay nube
y es sólo el cielo azul sobre mi cabeza.